lunes, 11 de abril de 2016

A PATEAR LA MESA




“No esperes resultados diferentes si siempre haces lo mismo” es una frase que cada vez se hace más conocida, no solo por su autor, el célebre Albert Einstein, sino porque en ella caben una gran cantidad de interpretaciones que pretenden darle respuesta a problemas que enfrentamos casi todos.
Particularmente tenía desde hace varios días la necesidad de encontrar alguna salida a situaciones que con el tiempo se han convertido en dificultades. En algún momento esas situaciones se parecían más a aciertos, éxitos, logros o metas cumplidas; todo eso que hacen la llamada zona de confort. ¿Y a quién no le gusta estar en su zona de confort?
Pero el entorno es cambiante y cada vez más agresivo. Las personas cambian, las empresas cambian, las formas de hacer los negocios cambian, las relaciones interpersonales cambian, el mundo cambia. Es una constante que a veces no entendemos y que sólo aceptamos el día que sentimos que hemos fracasado. Ese día donde no hubo dinero para pagar la renta o tal vez cuando un cliente se va con la competencia que en algún momento fue más débil que nosotros.
Hay señales que no vemos porque se presentan de diversas formas. Pero también hay señales que no queremos ver porque suponen un esfuerzo adicional que de seguro debió implicar algún riesgo y que nadie estuvo dispuesto a garantizar que ese sería el plan adecuado. Visto todo esto, la zona de confort seguía siendo la mejor alternativa para continuar.
Pero el tema aquí, es que hasta la zona de confort cambia, porque esa "situación temporal" también se debe a una serie de factores y personas que probablemente hayan decidido hacer algo diferente. Digamos que no esperaron que el hielo se les hiciera mas pequeño para tomar una decisión, como demuestra la imagen que acompaña a estas lineas.
Tal vez el secreto podría estar en saber entender esas señales que la vida da. Aceptar responsabilidades personales, no buscar en otros las respuestas o la forma de fraccionar las culpas, pero por sobre todo tomar decisiones, que como dice la canción "alguien pierde, alguien gana", que en el peor de los casos será una lección más aprendida.
Hoy decidí patear la mesa y romper con las estructuras que me daban esa sensación de confort. Decidí hacer las cosas diferentes, le voy a hacer caso a Einstein. Voy a conquistar nuevos clientes, y ya no esperar que lleguen a mi puerta con la idea de hacer el negocio del año. Voy a mejorar mi alimentación para tener toda la fuerza necesaria para vivir y ver como construyo mi futuro. Voy a ser mejor persona para poder querer, entender y ayudar a los demás.
¡Amén!
"Alguien pierde, alguien gana", extraído del tema "Decisiones" de Ruben Blades. Disco "Buscando América" (1984). Elektra Records.

No hay comentarios:

Publicar un comentario